Tarificación dinámica

Reproducir

Tarificación dinámica

Con los Servicios de Tarificación Dinámica (DTS) que utilizan Cell Broadcast, los operadores pueden vincular las tarifas de abonados con la utilización de la red en la localización de los abonados a cualquier hora del día.

Este enfoque dinámico, con respecto a la tarificación, puede aumentar los ingresos, reducir los gastos y optimizar la capitalización de la red por parte de los operadores, lo que les permite ofrecer descuentos en zonas en las que la red no se esté utilizando.

La información estadística o dinámica muestra del operador mostrara para cada celda la carga de tráfico que hay durante todo el día y durante toda la semana. Cuando a determinadas horas del día se dispone de capacidad sobrante, el tráfico puede estimularse ofreciendo un descuento. Cada celda utiliza Cell Broadcast para difundir la información sobre el porcentaje de descuento. Esta información se muestra en la pantalla principal del terminal móvil a través de la herramienta de información móvil, y se actualiza continuamente en función de la hora y del lugar.

Además de dotarles a los operadores de diferenciación competitiva, la tarificación dinámica les permite hacer crecer sus modelos de negocio más allá de tan solo un crecimiento en cantidad de abonados, con lo que se ofrecen servicios de valor agregado que pueden reducir la migración de clientes y atraer a clientes nuevos. Asimismo, cabe destacar que dado que el uso de la red se optimiza durante las horas de poco tráfico, la tarificación dinámica permite a los operadores aumentar la cartera de abonados sin sobrecargar la red, con lo cual no se precisa hacer más inversiones en bienes de capital (CAPEX).

La tarificación dinámica ya está dando frutos medibles para los operadores en cuanto a KPI’s. Un informe publicado por la consultora española mmC Group, «Boosting Performance and Achieving Differentiation through Dynamic Pricing» («Impulsar el rendimiento y lograr la diferenciación a través de la tarificación dinámica»), muestra que un operador obtuvo un aumento de sus ARPU de $12 a $13,8, combinado con una reducción del 19 % en el uso máximo de la red durante las horas de mayor tráfico, lo que mejora la calidad de la red y retrasa la necesidad de invertir en expansiones. Además, se redujo la migración de clientes del 6,5 % mensual al 1,5 %, con lo que se amplía el plazo de permanencia de 17 a 21 meses.

DTS representa una de esas ocasiones en las que todos salen ganando porque el usuario final goza de llamadas mucho más baratas mientras que los operadores se benefician de poder aumentar los ingresos rápidamente sin necesidad de ampliar la red. Resuelve un problema real en un mecanismo elegante y rentable que permitirá al mercado de telefonía móvil expandirse más allá de la próxima década.